info@cirugiaplasticapascualmarin.es 616 007 450

5 consejos para la recuperación después de una rinoplastia

Dependiendo del objetivo que se busque, la rinoplastia puede ser más o menos invasiva, pero no hay que olvidar que, al tratarse de un procedimiento quirúrgico, es importante tener especial cuidado en los días posteriores a la operación.

Dependiendo del objetivo que se busque, la rinoplastia puede ser más o menos invasiva, pero no hay que olvidar que, al tratarse de un procedimiento quirúrgico, es importante tener especial cuidado en los días posteriores a la operación.

 

Para un posoperatorio exitoso, es aconsejable que sigas esta guía con 5 sencillos trucos que te ayudarán a sentirte mejor y fomentarán una rápida y correcta recuperación.

 

1. Respeta los tiempos y las indicaciones del médico

El que más va a velar por tu salud y por que la recuperación sea lo más rápida y exitosa posible es tu médico. Confiar plenamente en él y seguir a rajatabla sus consejos es el tip más importante que podemos darte. En este sentido, es básico que respetes los tiempos con los tapones y las escayolas, que tomes  los medicamentos  que te hayan recetado todos los días, según la pauta indicada.  Las instrucciones a seguir, como  lavados con suero fisiológico, e higiene nasal,  días de reposo y otros cuidados  pautados por tu cirujano, serán instrucciones que debes seguir.

 

2. Deja las pinzas de depilar unos días

En los días posteriores a la operación, una vez te hayan dado el alta, notarás hinchazón en la zona de alrededor de la nariz y los ojos. También es normal que esta área se enrojezca y/o amorate, una consecuencia normal de la rinoplastia que en muy raras ocasiones es dolorosa. Sin embargo, sí puedes experimentar especial sensibilidad en esta área. Por eso es recomendable que evites depilarte las cejas hasta que la hinchazón haya mermado.

 

3. Evita alimentos que puedan fomentar la retención de líquidos

Debes cuidar tu dieta especialmente después de la rinoplastia. Los alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes, como la fruta y la verdura, favorecerán la recuperación después de la intervención. Además, debes evitar alimentos demasiado duros o complicados de masticar, para evitar un posible sobreesfuerzo de la mandíbula, y también apartar de tu día a día aquellos alimentos que fomenten la retención de líquidos, las comidas pesadas, las grasas saturadas y, sobre todo, la sal, ya que sodio puede estimular la inflamación.

 

4. Antiinflamatorios naturales

Maximiza el efecto de los medicamentos tomando antiinflamatorios naturales. Existe una gran cantidad de alimentos que tienen este efecto, entre los que destacan el aloe vera, el romero, las semillas de lino o el jengibre. Puedes completarlo con infusiones de cola de caballo a lo largo de la mañana y de tila a lo largo de la tarde y por la noche. Una infusión menos conocida pero también con grandes efectos antiinflamatorios es la de romero. ¡Anímate a probarla!

 

5. Descansa

Durante el sueño, el cuerpo aprovecha para regenerarse, reparar los tejidos, coger fuerzas… Por eso, el descanso es clave en cualquier posoperatorio. En el caso de la rinoplastia es aconsejable que duermas boca arriba , con la cabeza elevada durmiendo con una o dos almohadas, y que evites sobre esfuerzos, especialmente los que impliquen agachar la cabeza. No cojas peso y, si tienes que agacharte para recuperar algo del suelo, hazlo doblando las piernas y manteniendo la espalda y la cabeza erguida, en lugar de doblando el tronco.

 

Síguenos y estate atento de todas nuestras noticias y novedades
Cirugía plástica Dr. Pasucal Marín

Mi filosofía como Cirujano Plástico y Estético, se basa en buscar el beneficio, salud y bienestar del paciente, con trabajo y dedicación, cuidando hasta el más mínimo detalle, para obtener un resultado óptimo y el mayor grado de satisfacción.



Aviso Legal
Contacta con nosotros
Telf: 616 007 450
Calle del Doctor Fleming
nº 44, 1º, puerta 117
Madrid 28036
Clínica Dr.Marín colabora con Multiestetica.com